A continuación, te presentamos las características del agua potable. Una vez que las conozcas detalladamente, tendrás mucho más claro cuáles son las características del agua que resultan básicas al momento de beber un vaso con agua. También aprovechamos para presentarte algunos de los instrumentos que pueden servirte para lograr que estas características del agua puedan ser mucho más fáciles de percibir; no olvides tomarlas en cuenta en todo momento.

Tan claro como el agua

Por supuesto que dentro de las características del agua, la primera que debes tomar en cuenta es que siempre debe de ser completamente incolora, ¿esto cómo lo ves? Toma un vaso con agua y si puedes ver a través de él de forma perfecta. En caso de que la veas de un color distinto al transparente no la bebas, esto significa que tiene algunos sedimentos de elementos extraños como polvo, restos de drenaje, cloro o hasta algas que les dan los tonos café, verde o azul y el proceso de purificación al que ha sido sometida no es del todo confiable. Tampoco la utilices para beber ni para lavar alimentos o frutas.

Otra característica del agua purificada

No debería de tener ningún sabor porque el agua purificada así es: totalmente simple, precisamente para que a través de la adhesión de diferentes sustancias pueda tomar el sabor de lo que decidas ponerle como frutas, infusiones, etc.

Ahora bien, cuando tenga un sabor particular puede deberse a varias razones: por ejemplo, que ha sido tratada con demasiado cloro para potabilizarla, en otras ocasiones también puede tomar un sabor a yodo o incluso, hay casos en los que se prueba y puede llegar a sentirse como si contuviera fierro, ¿esto qué significa? Que ha sido purificada incorrectamente.

Agua sin olores adicionales

El agua no debería poseer algún tipo de olor, en caso de que así sucediera, lo único que refleja es que no ha sido tratada adecuadamente. Hay momentos en los que el agua llega a tener un olor muy concentrado a cloro, a azufre o hasta un olor ligeramente desagradable.

¿Esto qué es lo que delata? Que no se ha realizado correctamente su proceso de purificación porque la tercera de las características del agua es que es totalmente inodora, no debe de contener ningún tipo de olor: ni agradable ni desagradable, no hay más al respecto. Si en algún momento te huele a algo y estás pensando en ingerirla, recházala en ese momento, ningún olor delata una buena calidad en el agua.

¿Cómo lograr que tenga todas las características?

Lograr reunir estos requisitos podría parecer una labor bastante complicada porque se requiere de un proceso de purificación muy detallado propio de las grandes plantas de agua, aunque afortunadamente no es así ya que tú puedes tener agua purificada y en perfectas condiciones en tu casa u oficina si utilizas la línea de Purificadores de Agua de Rotoplas, los cuales cuentan con la tecnología más avanzada del mercado.

Para que te des una idea: los filtros están hechos de carbón activado, una sustancia que filtra y elimina todas las impurezas del agua, además de estar impregnados de una capa de plata coloidal, así Rotoplas te garantiza que con su línea de purificadores de agua, que se pueden colocar sobre la tarja o debajo de ella (estos últimos ideales para las personas que buscan ahorrar espacios) tendrás alrededor de un 99.9% de efectividad de agua totalmente purificada y que cumpla con las características del agua que acabas de leer: inodora, incolora e insípida. Esta es agua que verdaderamente sabe a agua.

Si quieres constatarlo por ti mismo, lo único que necesitas realizar es acudir a tu distribuidor autorizado Rotoplas más cercano y conocer esta gama de productos que hará tu vida mucho más sencilla y con mayor calidad, decídete de una vez a beber agua realmente purificada.